Una bulliciosa avenida se abre ante nuestros ojos, oímos el tráfico y las sirenas de fondo. Signos de la urbe que habitamos. Los peatones nos rodean, con prisa y ajetreo van de un lado para otro. El tiempo domina su vida, carente de diversión, carente de emoción.

Pero, ¿y si nos deshicieramos del reloj? Frenamos el tiempo, flotamos entre la gente cual medusa en la corriente. Vivimos y disfrutamos cada segundo como si fuera la mejor de las fiestas, ¿menuda locura eh? Pues entre la locura y la cordura está la diversión.

MODELOS

Carmen Buigues
Yaiza Antón

SERVICIOS

Dirección de arte
Dirección de vestuario
Fotografía